Lucía Veira, a los seis años baila y se destaca en la carrosa del tarot … – El Litoral

Ara Berá comenzó un pasar por la avenida principal del corsódromo el sábado último, después de las doce de la noche. Las tribunas y algunos comparseros se vistieron con los colores de un lunares típicos de la comparsa, mientras se agitaban banderas en el aire luminoso del Nolo Alías.
Cerca del galpón de Ara Berá, los comparseros, músicos, bailarines y dirigentes caminaban de un lugar a otro. En un sector, las mujeres se maquillaban con entusiasmo entre largas charlas, los carreros acomodaban las carrozas y se ponían en fila para espera su turno, mientras bebían algo fresco.
En el medio de la música en alto volumen, entre la gente que va y viene, Lucía Veira descansaba en un banquito. La niña llevaba de la onu choripán a la boca y sonreía con los labios cerrados, Rodrigo Vieira y Natalia Correa, sus padres la acompañaron noche tras noche en la presente edición de los Corsos de 2017.
“Soy ex comparsera, hija de comparsera y ahora madre de comparsera de Ara Berá. Esta comparsa es muy importante para nosotros. Creo que es parte de la familia, parte de la rutina y de las costumbres de la familia. Con este hace quince o dieciséis años que dejé de bailar, pero este año ingresó mi hija”, cuenta con orgullo Natalia Correa, madre de Lucía.
Lucía Veira va en la carroza de la Gitana de Ara Berá, ella representante junto con otras nenas los naipes del tarot. “Ellas son parte del bloque número dos de la comparsa y las nenas van adivinando el futuro de los presentes en el corsódromo”, explica con entusiasmo la madre, mientras sonríe en complicidad con la familia.
“La iniciativa del ingreso al carnaval y a la comparsa fue de la abuela paterna, ella convenció al papá y después yo no tenía mucho para oponerme”, comenta Natalia mientras cuenta cómo se dio el ingreso de Lucía al carnaval. “Lucía está feliz, estaba contenta desde el primer día que le contamos que iba a ingresar al carnaval. Ella se levanta normalmente bien por la mañana y no le importa si la comparsa entra última en la noche. Ella tiene más entusiasmo y más energía para venir al corsódromo que nosotros. Esto se vio sobre todo el fin de semana último, cuando fueron cuatro días muy intensos de carnaval”, interviene ahora el padre, Rodrigo Vieira quien también sonríe y se muestra ” orgulloso, feliz, entusiasta.
“Cuando Ara Berá entra último le ofrecimos dormir y después despertarla para venir al corsódromo. Sin embargo, Lucía prefiere seguir despierta toda la noche. Lucía no quiere dormir y prefiere esperar despierta”, agrega ahora Natalia.
Mientras sus padres hablan, Lucía Veira observa en silencio, sigue masticando el choripán sentada en su banquito donde sus pasteles se promotor suavemente. Cuando termina, se limpia los labios con una servilleta y comienza hablar con frases cortas: “El carnaval me gusta mucho. Aquí me siento muy bien. Me gustan muchas cosas de este ambiente y lo que más me gusta son las carrozas. Además me encanta bailar”, afirma con voz suave, pero animada, alegre.
Durante el pase de Ara Berá por la avenida de Nolo Alías hubo varios cohetes que estallaron en el cielo causando un una lluvia de estrellas y colores. Las tribunas se encienden a cada instante cuando vuelve a comenzar la canción de la comparsa del Rayo. “Soy gitano araberacero”, repiten como un feliz estribillo que parece endulzar sus oídos.
El traje de Lucía lo confeccionaron entre la mamá y la abuela materna, “el traje es precioso”, desliza. “Es muy lindo el traje, estamos muy contentos y creo que los colores hijo divinos. A pesar de tener un pantaloncito con perlas no es caliente, además las niñas no se exponen much y el traje es acorde a su edad”, destaca.
La lluvia de nieve que vuelve en cada momento una regar la tribunas, en el carro gitano van las niñas muy niñas. Todas van sonriendo y moviendo los brazos de un lado al otro, algunas besan sus manos y arrojan besos a las tribunas que el público se los devuelve con aplausos entusiastas.
Minutos después de las una de la mañana, terminó el paso de Lucía Veira en los Carnavales de 2017. Ara Berá tenía que cerrar su paso el domingo último, pero la niña tenía su primer día de clases en el Colegio Salesiano.
“Avisamos a la comparsa que no iba a venir el último día. Es su primer día de clases y no puede faltar ni ir dormida. Queremos como padres poner en valor la educación”, resaltaron Rodrigo y Natalia, los padres de Lucía.
PAULO FERREYRA

VIDENTE ESTEPONA TAROT ESTEPONA

Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://news.google.com/news/url?sa=t&fd=R&ct2=es&usg=AFQjCNGpCpG6m2Xd-TMYtuh15jsIcN9F1Q&clid=c3a7d30bb8a4878e06b80cf16b898331&cid=52779952386768&ei=wG2-WLC2POLszAbPyo2wBA&url=http://www.ellitoral.com.ar/453384/Lucia-Veira-a-los-seis-anos-baila-y-se-destaca-en-la-carrosa-del-tarot
YouTube
YouTube
Instagram
Pinterest
LinkedIn
RSS
SHARE

Deja un comentario

العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItaliano日本語मराठीNorsk bokmålPortuguêsРусскийEspañol
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.videntepatricio.com/lucia-veira-a-los-seis-anos-baila-y-se-destaca-en-la-carrosa-del-tarot-el-litoral
YouTube
YouTube
Instagram
Pinterest
LinkedIn
RSS
SHARE